Volumen máximo de oxigeno o Vo2max

Es uno de los valores más valorados en la prueba de esfuerzo del deportista de resistencia, indistintamente si es ciclista, runner o triatleta.
En este articulo nos adentramos en su localización, su descripción y como puede influir en nuestro rendimiento deportiva durante la temporada.

A veces no entendemos porque un deportista con las mismas características antropométricas o edad biológica tiene diferente rendimiento que otro exactamente igual, con la misma carga de trabajo.
Uno de los factores de este cambio es sus condiciones genéticas y técnicas, pero si nos adentramos en las primeras, veremos la importancia del Vo2max en nuestro rendimiento.


Hablaremos del Vo2max como la capacidad máxima de nuestro cuerpo de captar, transportar y subministra oxigeno a los músculos. Por lo tanto, en el ejercicio aeróbico es determinante este transporte y utilización de oxigeno en los músculos. Estaremos de acuerdo pues, que para calcular la aptitud física aeróbica de un deportista será medir este Vo2max entre otros factores para ver y cuantificar su rendimiento.
Para poder determinarlo hay varias formas, de más fiable a menos fiable descritas a continuación:
-       Prueba de esfuerzo con analizador de gases: Es la forma más fácil y fiable para determinar el Vo2max, siempre bajo la supervisión médica. Es una valoración directa del consumo real del deportista y se analiza el intercambio gaseoso de la prueba de esfuerzo.
-       Distintos test de campo, por ejemplo: Course Navette, test de la milla o de los 1000m: hay unas formulas poco aplicables en el ciclismo que realizando estos test podemos obtener de forma indirecta nuestro Vo2max.
-       Distintos ciclocomputadores o pulsometros: hay diferentes aparatos de control de la intensidad del entrenamiento que nos puede dar un valor indirecto.
 
Una vez determinado nuestro Vo2max podemos situarlo en unos percentiles dentro de nuestra edad, talla y valor máximo movilizado, con lo cual podemos ver nuestro nivel y poder comparar los resultados en relación a otros valores.
La importancia de obtener este vo2max viene dado por la importancia de poder destacar más o no en una actividad mayoritariamente aeróbica, ya que en esfuerzos de carácter más anaeróbico (velocistas por ejemplo) no es tan determinante este Vo2max y si otros parámetros genéticos.
En la literatura científica actual se han encontrado valores cerca de 90 ml/kg/min en hombres y en chicas entorno a los 75 ml/kg/min.
Lo más normal es encontrar valores por debajo de 75 ml/kg/min. en chicos y valores inferiores a 65 ml/kg/min. en chicas, aún así destacan en su especialidad deportiva.

Este consumo máximo de oxigeno tiene una serie de factores limitantes o lo que es lo mismo: elementos que frenan su mejora.
¿Cuáles son estos factores limitantes?
-       Factores circulatorios: valores altos o bajos de hemoglobina en sangre pueden comprometer nuestro Vo2, ya que nuestra hemoglobina es la encargada de las reservas de glóbulos rojos en nuestra sangre. Sin el glóbulo rojo, no llegará tanto o más lento el oxigeno en el musculo, por lo tanto, el Vo2 se verá limitado.
-       Factores respiratorios: Puede ver problemas de transporte de oxigeno des de nuestros pulmones hacia el musculo que se implica en el movimiento, estos problemas ya van relacionados con los problemas circulatorios.
 
Y la pregunta que nos hacemos todos es… ¿cómo mejora este Vo2max? ¿Qué debemos hacer para mejorarlo?
Como entrenadores buscamos la mejora de este Vo2max. o lo que es lo mismo, la mejora del transporte de oxigeno a los músculos implicados en el movimiento y la utilización de este oxigeno por parte de las células de dicho músculo.
 
Para mejorar estos parámetros mencionados anteriormente debemos trabajar el volumen de eyección, que nos darán una mejora del volumen sanguíneo y por lo tanto, un mayor transporte de glóbulos rojos con la consiguiente mejora del Vo2.
Hay estudios científicos que demuestran que el entrenamiento de resistencia aeróbica aumenta este volumen de eyección medido durante el ejercicio submáximo o máximo.
 
Por lo tanto, hará falta proponer trabajos a intensidades submáximas (80-90% del Vo2max) e incluso por encima de esta intensidad, con la única finalidad de buscar la mejora de este valor.
Muchas veces con el entrenamiento podemos modificar este valor entre un 5 y 15% durante algunos puntos de la temporada deportiva, por lo tanto, es importante tener una planificación bien ajustada con el seguimiento médico pertinente para tener un mayor control del parámetro a mejorar.