Máximo lactato en estado estable.

Volviendo a retomar los hitos fisiológicos de nuestro metabolismo os vamos a escribir sobre el máximo lactato en estado estable (MLSS en inglés)
 
Deberemos volver a tener presente el modelo trifásico de Mclellan y Skinner (1980) que ya mencionábamos en el anterior post del VT1 o umbral aeróbico.
En este caso estaríamos adentrados dentro de la fase ll en la transición aeróbica – anaeróbica.
 
-       Hay un aumento progresivo del consumo de Hidratos de carbono y un descenso del consumo de grasas. Habrá pero una combinación de las dos fuentes de energía.
-       Aumento progresivo de reclutamiento de fibras tipo lla, junto con las de tipo l.
-       Mantenimiento del volumen sistólico, por lo que el aumento del gasto cardíaco es consecuencia únicamente del aumento de la frecuencia cardíaca.
 
Cuando más adentramos dentro de esta fase ll y nos acercamos a su límite (VT2) más inestabilidad encontraremos a nivel de sistemas como hemos mencionado anteriormente.
 
Dentro de la fase ll y ya más en un segundo tercio de ella encontramos el MLSS que será la intensidad de esfuerzo donde nuestro sistema búfer puede tamponar y controlar la acidosis producida por el metabolismo de la glucolisis anaeróbico o lo que es lo mismo: nuestro cuerpo a esta intensidad es capaz de eliminar por igual la cantidad de lactato que produce en su metabolismo.


Este MLSS lo encontraremos al 75-80% del Vo2max y a un 92-96% de su VT2 en los ciclistas y su limitante de este MLSS será la disponibilidad de glucógeno (Saltin, et. al 1971) y en ningún caso la acidosis metabólica ya que seremos capaces de eliminar este exceso de lactato.
 
Por lo tanto, podremos ubicar el VT1 o umbral aeróbico en ciclistas entrenados entre el 54 y 60% del volumen máximo de oxigeno (VO2máx.) y entre el 84-88% de su umbral anaeróbico (Pallarés et. al. 2016).
 
La mejor forma de determinar este MLSS es poner al deportista a una intensidad constante (Potencia) durante 30’ y que su concentración de lactato del minuto 10’ al 30’ solo haya incrementado 1 mmol/L de lactato.
 
Según varios estudios, el tiempo límite de un ciclista en esta zona metabólica será de unos 72 minutos de medio, en el mejor de los casos 81’ y en el peor 62’.


Por lo tanto y siguiendo un poco la teoría de Coggan y Allen de su libro entrenar y correr con potenciómetro, podríamos definir este MLSS como nuestro FTP de potencia aunque con una serie de matices.
 
Otra forma de determinarlo de forma indirecta es con aquellos que hablan del FTP como la intensidad donde el ciclista puede mantener de forma constante una potencia durante 60’, la cual, aplican una formula y una corrección para que esto sea más “llevadero” para el deportista. Por lo tanto, este test FTP podría ser una manera “fácil” de obtener nuestro MLSS.
 
Es un hito fisiológico que nos determinará y mucho el rendimiento en pruebas de media y larga distancia como puede ser ultra resistencia, pruebas de XCM o carreras de carretera en junior – sub23 o calendario profesional. Por lo tanto, deberemos afrontar la preparación y la mejora de este con trabajos extensivos de menor a mayor duración como sobretodo ir evaluando esta zona de trabajo de forma constante con diferentes pruebas.
 

 
Bibliografia:
 
Saltin B, Karlsson J (1971). Muscle glycogen utilization during work of different intensities, in muscle metabolism during exercise, ed. Pernow B and Saltin B, Plenum press, New York P 289-300.
 
Skinner, J. S., & Mclellan, T. H. (1980). The transition from aerobic to anaerobic metabolism. Research quarterly for exercise and sport, 51(1), 234-248.