Camino a Tokyo

La entrada de esta semana de nuestro blog va a ser sobre como se ha planteado la temporada 2021 para Jofre Cullell, deportista que competirá el próximo lunes en los Juegos Olímpicos de Tokyo en la modalidad de XCO en categoría masculina.
 
Ante todo, hay que avanzar que Jofre será de los más jóvenes de los 38 participantes en esta prueba ya que aún es deportista sub23 en su último año, elemento a tener en cuenta en su planificación en cuanto a cantidad total de carga de trabajo y como tolerar esta a medida que avanza la temporada.
 
Inicialmente los JJOO eran una opción que estaba en nuestro calendario pero que deberíamos sacrificar su temporada sub23 en la copa del mundo: uno de los criterios para ir a los juegos era disputar las dos primeras copas del mundo (Albstadt y Nove Mesto) en categoría absoluta y obtener mejor rendimiento en estas dos pruebas junto con pruebas anteriores durante la temporada para poder acceder a las dos plazas que dispone la Federació Española de Ciclismo.
 
Esta decisión hizo que la máxima prioridad de la primera parte de la temporada fueran el día 9 y 16 de mayo, con lo cual, su primer momento de forma debería surgir esas semanas. Por lo tanto, en esa primera parte de la temporada que iría de enero a mayo habría una planificación tradicional con cargas regulares y simultaneas, afrontando las primeras competiciones (Banyoles, Valladolid etc…) con muy poco trabajo específico y a medida que se acercaban esas competiciones se ponía el bloque específico (abril 4 semanas) con un estimulo de entrenamiento en altura (3 semanas) donde se abandonaba la altura a falta de 13 días de la primera competición importante.


Por el camino de este bloque específico donde se trabajó en altitud distintos componentes del entrenamiento (pasados 8 días de adaptación) se puso una prueba en su calendario: Haiming HC en Austria, como parte ya de su preparación y para ver su evolución en relación con otros rivales, donde ganó aún compitiendo con relativa fatiga en su cuerpo de los días anteriores.
Una vez terminada la estancia en altitud (26 abril) se testeó al deportista en diferentes test de potencia cortos y medios (45’’,1',  3' y 5’) donde marco sus mejores registros históricos con bastante diferencia.


Finalmente, Jofre compitió en otra prueba para acabar de afinar su preparación en Barcelona C1 el día 1 de mayo. De allí salieron ya mejores sensaciones aún con cierta fatiga residual de los entrenamientos.
 
Las dos copas del mundo no fueron lo esperado en el primer caso, con problemas gastrointestinales que aparecieron ya tras el short track del viernes y que mermó el rendimiento del ciclista, pero se recondujo de cara a la segunda copa del mundo en Nove Mesto.
 
A partir de ahí, confirmando la segunda plaza de la RFEC para Jofre, empezó la segunda parte de la temporada donde afronta la prueba de los JJOO junto con campeonato de Europa Sub23 (14 agosto) y mundial sub23 (28 agosto). En este caso se ha optado por cargas concentradas y secuenciales a medida que se acercan las fechas importantes, optando por seleccionar dos componentes del entrenamiento durante 3 microciclos seguidos (Capacidad anaeróbica / FRC Extensivo por ejemplo) en función del efecto residual que tiene este componente y la importancia que debería tener en el circuito donde compite el ciclista.


Durante estas semanas previas a los JJOO ha habido otras competiciones (Candeleda Open España, Leogang WCup, Les Getz Wcup, Coupe France VTT… etc.) donde si se ha respetado el tapering en ese microciclo para las Wcup, con la respectiva bajada de volumen y mantenimiento de la intensidad.  Este pero, no se ha respetado  por el resto de pruebas del calendario, utilizando las competiciones como entrenamiento y a la vez, prueba de material y/o alimentación – bebida para los juegos entre otros objetivos de estas.
 
Añadir que en lo que va de año se han realizado analíticas de sangre con distintos parámetros bioquímicos, dos test de esfuerzo incrementales en laboratorio junto con diferentes test de campo: lactato, incrementales, test máximos, test curva carga – velocidad… etc, estudio biomecánico con las distintas bicis que lleva, consultas nutricionales para ajustar la dieta…
 
Todo esto no seria posible sin la colaboración de diferentes profesionales de cada sector que colaboramos con su equipo y la RFEC para que llegue en las mejores condiciones posibles a las grandes citas del calendario de él y cada uno de los ciclistas que confían en nosotros.

 

Te deseamos toda la suerte del mundo y que disfrutes de este momento único!