Los componentes que definen la carga de entrenamiento en la fuerza.

Cuando nos adentramos al mundo del entrenamiento en deportes de resistencia como es el ciclismo hay que tener en cuenta que no solo es trabajar esta principal capacidad física básica si no que intervienen otras, en este caso hablaremos y nos focalizaremos en el entrenamiento de la fuerza.
 
Para hablar de la fuerza tendremos primero que definir la carga de entrenamiento que será un conjunto de estímulos biológicos que aparecen tras la interacción de diferentes componentes y orientan en magnitud y dirección las adaptaciones producidas.
 
Estos componentes podríamos citarlos de la siguiente forma y definirlos de forma rápida:
-       Intensidad como podría ser la magnitud de la resistencia a vencer y velocidad.
-       Volumen de trabajo como es el nº de sesiones, series y ejercicios.
-       Interacción entre el volumen y la intensidad que sería el carácter del esfuerzo, perdida de velocidad e Índice de esfuerzo.
-       Tiempo de descanso entre las repeticiones, series o sesiones.
-       Tipología de ejercicios y orden de ellos como puede ser peso libre o guiado, rango de movimiento completo o parcial…
 
Con la manipulación de estos componentes podremos diseñar gran variedad de protocolos de entrenamiento para la mejora del rendimiento de la fuerza de cualquier ciclista.
 
Es de la interacción entre el volumen y la intensidad donde podremos determinar que manifestación de la fuerza estamos trabajando y como evoluciona la preparación de este ciclista.
Esta interacción será controlada por dos grandes tendencias que nosotros como preparadores defendemos y justificamos.
-       Controlar la velocidad de ejecución y la pérdida de esta dentro de la serie. Con ello podremos medir las exigencias neuromusculares como el efecto del entrenamiento dependerá de la velocidad a la que se desplazan las cargas. En función de esta velocidad obtendremos la mejora y las adaptaciones producidas en el organismo del deportista.
Para controlar esta velocidad hay que disponer de un encoder lineal que seria la forma más precisa de poder controlar esta velocidad a través de un dispositivo que la mide a tiempo real de cada repetición.


-       Carácter del esfuerzo (CE). Es especialmente aplicable a las rep/series. Viene determinado por número de repeticiones por serie que no se hacen. Deberemos indicar el nº total de repeticiones realizables o posibles y el nº de repeticiones realizadas. En este caso, si no se dispone de encoder como es en la mayoría de los casos, se programa por CE donde si es necesario un alto conocimiento del propio deportista para poder ajustar bien las repeticiones.
 
Centrándonos en este CE seguiremos unas recomendaciones generales, en este caso una progresión en cuanto a intensidad y número de series y repeticiones para iniciarse en el entrenamiento de fuerza podría ir por ejemplo desde:
2 x 6 rep (30) – 3 x 8 (24) – 3 x 6 (20) – 2 x 4 (16) – 4 x 4 (12)
 
Entendemos el valor entre paréntesis como el número máximo de repeticiones que puede realizar el sujeto con ese número de repeticiones.
 
Con la manipulación de este CE, tiempo de recuperación y otros elementos podremos conseguir la progresión deseada para la mejora de la fuerza aplicada del sujeto y a la vez, su rendimiento encima de la bici.